Regulación sobre COVID-19 en el Régimen de Riesgos del Trabajo

14 de abril de 2020

El 14 de abril de 2020 se publicó en el Boletín Oficial el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 367/2020 mediante el cual el Poder Ejecutivo Nacional regula el tratamiento de COVID-19 en el régimen de riesgos del trabajo de la Ley 24.557, en el marco de la emergencia sanitaria.

El 14 de abril de 2020 se publicó en el Boletín Oficial el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 367/2020 mediante el cual el Poder Ejecutivo Nacional regula el tratamiento de COVID-19 en el régimen de riesgos del trabajo de la Ley N° 24.557, en el marco de la emergencia sanitaria.

 

Con relación a los trabajadores esenciales que siguen prestando tareas en el establecimiento de la empresa, y en el marco del procedimiento aplicable para las enfermedades no listadas, el DNU establece una presunción en favor de considerar el COVID-19 como una enfermedad profesional. Establece que las ART no podrán rechazar la cobertura y deberán otorgar de inmediato las prestaciones de ley. Adicionalmente, el DNU establece la actuación originaria de la Comisión Médica Central para la determinación definitiva del carácter profesional de COVID-19 en cada caso concreto y la inversión de la carga de la prueba a favor del trabajador cuando se constate la existencia de un número relevante de casos en el mismo establecimiento. Estas disposiciones regirán mientras se encuentre vigente el aislamiento social preventivo y obligatorio.

 

En el caso de los trabajadores de la salud, el DNU establece una presunción mayor, que prácticamente equipara el COVID-19 a las enfermedades profesionales listadas. Esta presunción regirá hasta los sesenta (60) días posteriores a la finalización de la emergencia pública en materia sanitaria.

 

Por último, el DNU establece que, hasta sesenta (60) días después de finalizado el aislamiento social preventivo y obligatorio, el financiamiento para la cobertura de COVID-19 será imputado 100% al Fondo Fiduciario de Enfermedades Profesionales.