Declaran válida la terminación contractual notificada por correo electrónico

30 de octubre de 2015

La Cámara Comercial decidió que, en las circunstancias del caso, no existía duda sobre la validez del correo electrónico como medio de comunicación fehaciente.

Recientemente, la Sala C de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial decidió que la terminación de un contrato de consultoría notificado por correo electrónico resulta válida de acuerdo con los términos acordados por las partes (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, Sala C, “E-Corp S.A. c/ Adecco Argentina S.A. s/ ordinario”, Expte. No 27761/2011, 3 de septiembre de 2015).

Los hechos del caso son los siguientes. El 25 de septiembre de 2007, E-Corp S.A. (Ecorp) y Adecco Argentina S.A. (Adecco) celebraron un contrato de consultoría cuyo término de vigencia fijaron en un año, previendo renovaciones automáticas y sucesivas de un año cada una. Asimismo, se reservaron el derecho de terminar sin causa el contracto en cualquier momento luego del primer año de vigencia, mediante una notificación expresa a la otra y con una antelación mínima de 45 días previos a la efectiva terminación del contrato. Más aún, acordaron que cualquier notificación sería válida si fuera enviada por carta documento o cualquier otro método fehaciente.

Sobre esta base, el 23 de noviembre de 2009, Adecco envió a Ecorp un correo electrónico notificándole su decisión de dar por terminado el contrato de consultaría con efecto desde el 31 de diciembre de 2009. Sin rechazar la autenticidad del correo electrónico, Ecorp sostuvo que un correo electrónico no podía ser considerado un medio fehaciente de comunicación de acuerdo con lo convenido en el contrato. Es decir, Ecorp argumentó que una comunicación por correo electrónico no era lo que las partes habían tenido en consideración al momento de acordar una notificación por medio fehaciente.

La Cámara de Apelaciones confirmó parcialmente la sentencia dictada por el tribunal de primera instancia y concluyó que en las circunstancias del caso no existía duda sobre que el correo electrónico enviado por Adecco constituía un medio de comunicación fehaciente.

Para así decidir, la Cámara consideró lo siguiente: (i) que el actor había reconocido la autenticidad del correo electrónico enviado por Adecco; (ii) que el artículo 6 de la Ley de Firma Digital N° 25.506 establece que un documento digital satisface el requisito de escritura; (iii) que las partes regularmente usaban el correo electrónico como medio de comunicación (de hecho estaban utilizando este medio para explorar la posibilidad de renegociar el acuerdo); y (iv) que Ecorp tomó conocimiento efectivo de la intención de Adecco de dar por terminado el contrato.

La decisión de la Cámara de Apelaciones muestra que en las circunstancias del caso la terminación contractual como consecuencia del envío de un correo electrónico, en lugar de la utilización de un medio más formal, es válida.